was successfully added to your cart.

Carrito

¿Qué serías capaz de hacer para rodar tu propia película?

Werner Herzog es un maestro del cine. Escritor, director de ficción, realizador de documentales, guionista y actor, el director alemán siempre ha tenido vocación docente. Estos días circula por internet una masterclass ofrecida por Herzog que se ha convertido en un fenómeno viral. Y es precisamente durante estos días cuando ha llegado a nuestras manos el corto documental “Werner Herzog Eats His Shoe” (1980, Les Blank). Otra clase de cine.

Werner_Herzog_Eats_His_Shoe_Film_by_Les_Blank_Flower_Films[1]El documental nos cuenta la historia entre Errol Morris y Werner Herzog.  Morris es uno de los mejores realizadores de documentales de las últimas décadas. Responsable de obras maestras como “The Thin Blue Line” (1988) o “Mr. Death: the Rise and Fall of Fred A. Leuchter, Jr” (1999), ganó el Oscar al mejor documental con “The Fog of War: Lessons from the Life of Robert S McNamara” (2003). A principios de los años setenta, Errol Morris era un estudiante de cine, apasionado, rebosante de talento y con grandes ideas que trabó una gran amistad con su profesor, Werner Herzog. Tras varios proyectos inacabados en los que Morris empleó mucho tiempo, esfuerzo y dinero, Herzog le hizo una promesa a Morris: “Si terminas un proyecto, yo me comeré mi zapato”. De esta manera, Herzog intentó alentar a su amigo y compañero. En 1978 el realizador norteamericano tenía finalizado el montaje de “Gates of Heaven”, un documental realmente maravilloso sobre un cementerio de animales en California.

“Werner Herzog Eats His Shoe” comienza con el mismísimo Herzog cocinando sus zapatos, a fuego lento, con algunas verduras y mucho ajo. Posteriormente, en una sala de cine abarrotada, el director de títulos como “Fitzcarraldo” (1982) comienza a degustar su propio zapato mientras bromea con los asistentes: “No me comeré la suela, nadie se comería los huesos de un pollo”. Después de hablar sobre cine, televisión y el documental de Morris, Herzog dice: “Espero que esto sirva de estímulo a aquellos que quieren hacer cine y  no tiene coraje. Así tienen un buen ejemplo. Si quieres hacer una película roba una cámara, roba película e invade un laboratorio. Pero hazla”.
¿Qué serías capaz de hacer para rodar tu propia película?

Top