was successfully added to your cart.

Carrito

No Es Una Cuestión De Talento: Pioneras Del Cine

By 24 noviembre, 2016Hablemos de cine

Hace unas semanas nos hacíamos eco en el blog de FXANIMATION de que Maite Ruiz de Austri, una de las pocas directoras de cine de animación españolas dejaba la profesión. Una triste noticia que deja en parte huérfanos de madre a la animación nacional. Estrenar una película en salas cinematográficos es algo difícil y en algunos casos se puede convertir en una auténtica quimera. Pero si comparamos el número de películas estrenadas por hombres y por mujeres, y nos ceñimos a la industria española en la que el 81% de las películas han sido dirigidas por hombres podemos llegar a una conclusión bastante lógica: una mujer lo tiene más difícil para rodar.

No es una cuestión de talento ni de calidad técnica. Recientemente hemos tenido la oportunidad de ver en el Festival de Sitges varias películas dirigidas por mujeres como “La valija Benavídez” de Laura Casabé, “Prevenge” de Alice Low, “The Love Witch” de Anna Biller, “Dearest Sister” de Mattie Do, “Salvación” de Denís Castro, (todas muy interesantes, con buenas historias y excelentemente filmadas) y la mejor película que he visto durante el año: “Grave” dirigida por Julia Ducournau.

Pero este aparente rechazo del cine realizado por mujeres no siempre fue así en la historia del cine. Curiosamente, en los inicios del cine el papel de las mujeres fue más importante de lo que pensamos. Varias directoras y guionistas se encuentran entre las pioneras que desarrollaron el cine como arte, como espectáculo y como lenguaje. La historiadora de cine Cari Beauchamp lo explica de la siguiente manera en “The Story of Film: An Odissey”: “Hollywood lo construyeron mujeres, inmigrantes y judíos, gente que no era acetpada en ninguna otra profesión. Así que Hollywood se convirtió en un imán de gente con muchas ganas, creativa, que no era aceptada en otras profesiones. La mitad de las películas anteriores a 1925 fueron escritas por mujeres. Eso demuestra lo a gusto que estaban en ese negocio”.

La industria confiaba plenamente en las mujeres para crear historias, escribir guiones, dirigir estudios y crear un lenguaje que convertiría al cine en el arte más importante y popular de los últimos cien años. Estas son cuatro de aquellas pioneras del cine:

220px-Alice_GuyAlice Guy-Blanché (1873-1968)

Alice era secretaria de la productora francesa Gaumont cuando éste quería competir con el imperio del cine que había levantado Pahté. Alice le enseñó alguna película que había dirigido en sus ratos libres y que podría servir para vender mejor sus cámaras cinematográficas. Alice se convirtió en la directora de la productora Gaumont dirigiendo muchas películas entre 1896 y 1907 cuando decidió marchar a Estados Unidos. Allí fundó su propia productora Solax Films, con la que siguió dirigiendo hasta 1920. A ella se le atribuye las primeras historias con una cierta narrativa, las primeras sobreimpresiones y ser la primera directora en trabajar con actores negros. Durante años muchas de sus películas fueron atribuidas a su esposo también realizador, Herbert Blaché.

 

220px-LoisWeberLouis Weber (1881-1939)

Actriz, guionista, productora y directora. Fue la primera mujer en dirigir un largometraje, “El mercader de Venecia” en 1914. Dirigió más de cien películas (incluyendo cortometrajes) en los que retrataba temas como el aborto, el alcoholismo, la drogadicción y la pena de muerte. Sus películas fueron auténticos éxitos de taquilla, lo que le permitió ser la directora mejor pagada de Universal Studios durante el año 1916. Llego a fundar su propia productora Lois Weber Productions y dirigió su última película, “White Heat” en 1936.

 

 

Marion_CCP_FIGX_WFP-MAR091Frances Marion (1888-1973)

Perodista, escritor y guionista de cine. Comenzó trabajando para la productora de Lois Webber escribiendo muchos guiones para la gran estrella del cine mudo Mary Pickford. Llegó a escribir más de trescientos guiones y ganó dos Oscars de la Academia, uno en 1930 por el guion de “The Big House” de George Hill y otro por el de “The Champ” de King Vidor. Escribió también el guion de una de las obras maestras del director sueco Victor Sjöström “El viento” (1928) y trabajó para directores como Edgar Neville, James Whale o Jacques Feyder.

 

 

55xrp3fxc9jr9cr3Anita Loos (1888-1981)

Escritora, autora teatral y guionista de cine. Comenzó su carrera en 1912 como guionista de muchos de los cortos de David W. Griffith y algunos trabajos para Allan Dwan y la estrella Dogulas Faribanks. Entre sus trabajos de la década de la década de los diez destaca los intertítulos de “Intolerancia” (1916) dirigida por el propio Griffith. Trabajó dieciocho años para la productora Metro Goldwyn Mayer para la que escribió guiones como el de “San Francisco” (1936) de W.S. Van Dyke y Mujeres (1939) de George Cukor. Es también la autora de la famosa novela “Los caballeros las prefieren rubias” (1925), de la que también escribió su primera adaptación al cine en 1928.

 

 

No es una cuestión de talento.

Top